Vida

El verdadero Sentido de la Vida

La verdadera felicidad se halla cuando encontramos el sentido de nuestra vida, pero ponerlo en práctica requiere coraje y valentía

 Menudo título, estarás pensando…
¿Alguien sabe cuál es el sentido de la vida?
Con certeza no, pero dependiendo el grado de evolución de cada cual, uno puede acercarse más o menos al sentido profundo de su vida, pensamos que no con la razón, sino con ese conocimiento interno, intuición, voz interior o como quieras llamarlo.

No pretendemos tener razón, ni mucho menos, pero en este reportaje te proponemos algunas de nuestras ideas porque quizá algo se te remueva por dentro; quién sabe si leer estas líneas te acerque un poco más a la felicidad que siempre va de la mano del sentido profundo de tu vida.

 

En busca de la felicidad 

Muchas personas opinan que el sentido de la vida es ser feliz, lo cual tiene bastante lógica.

Sin embargo, depende de lo que entendamos por felicidad.

 Si con felicidad nos referimos a estar contentos, resulta obvio que eso es imposible, pues la vida son cambios constantes que incluyen momentos alegres y momentos dolorosos para todo el mundo.
Hacer depender nuestra felicidad de lo que ocurre fuera es un ardid, ya que no está en nuestras manos.
Cómo se comporte el mundo, cuánto vive una persona, la enfermedad, la economía global, etc, son cosas que nos afectan directamente pero no dependen de nadie en particular, sino del movimiento global de la vida y las personas, y la vida es más sabia que cualquiera.

Pero la auténtica felicidad (una especie de alegría de vivir constante) sí es posible y se puede construir en base a varias premisas:

    • Aceptar que la vida son cambios y que muchos de esos cambios no están en nuestras manos
    • Aceptar que, tarde o temprano, la vida nos traerá alegría y dolor,  éxitos y fracasos, energía y cansancio…
    • Ponernos en manos de la vida y fluir con ella, sin juzgar.
    • Y sobre todo, encontrarle el sentido a la vida, a la nuestra, a la de cada cual.

El sentido de la vida

El ser humano (y su inquebrantable fe en la ciencia) todavía está muy lejos de averiguar qué hacemos aquí en medido de un universo que parece no tener principio ni fin.

Nadie sabe por qué estamos aquí.

Sin embargo, personalmente, opinamos que hay una fuente de conocimiento mucho más fiable que la ciencia (cuyo paradigma cambia constantemente y lo que en un momento se consideraba indiscutible luego resulta obsoleto), que es nuestro interior.

Lo dicen todas las escrituras sagradas, todos los seres humanos más evolucionados que han venido a la tierra hablan de “encontrar a Dios dentro”.

 Efectivamente estamos convencidas de que, cuando encontramos la valentía de escuchar nuestra voz interior, se pueden hallar todas las respuestas.
Sobre todo la gran respuesta a ¿para qué estoy aquí?

Cuando sabemos para qué estamos aquí, y simplemente lo hacemos, lo llevamos a cabo, somos capaces de experimentar el verdadero milagro de la vida, aceptando todo lo que conlleva, sin poner etiquetas de bueno o malo, sino simplemente sentir la alegría de vivir.

Esta es la verdadera e inquebrantable felicidad.

¿Cómo saber cuál es el sentido de tu vida?

 

 

Parece algo muy complicado pero no lo es, en absoluto.

Te vamos a poner un ejemplo sencillo para que puedas entenderlo: imagina las células de tu cuerpo.

Ellas no se pelean por formar parte del corazón o del hígado o de las arterias, ni discuten si mola más ser una enzima o un ganglio linfático.

Simplemente hacen lo que tienen que hacer, sin cuestionar si es mejor o peor, son creadas con un propósito y sirven a un bien mayor, mantenernos con vida.

El universo es fractal, todo lo que es en pequeño, es en grande hasta el infinito y los patrones se repiten una y otra vez.

Pues bien, igual que las células, tú formas parte de algo mucho mayor, y si te dejas llevar por lo que eres, de manera natural, simplemente cumplirás tu función, sin juzgar si es mejor o peor, y podrás experimentar la verdadera alegría de vivir.

Nadie te puede decir cuál es el sentido de tu vida, pues a esa pregunta sólo tú tienes la respuesta.

Para averiguarlo hay que hacer tres cosas, una muy fácil y dos más difíciles:

    • La primera: Parar y escucharte. Esta es relativamente fácil. Cuando decimos parar queremos decir parar el movimiento compulsivo de cada día, parar de contarnos las mismas cosas que nos han contado copiando patrones de otros. Pararte para sentir lo que verdaderamente se cuece por dentro. Esto no se hace en una tarde. Se hace observándonos durante un tiempo, cómo sentimos, cómo reaccionamos a cada cosa que nos ocurre, porque esas emociones son las que nos dan toda la información sobre quiénes somos y qué hemos venido a hacer.
    • La segunda: Esta es mucho más complicada y consiste en tener la valentía y el coraje de ser coherentes con lo que sentimos. Este segundo paso requiere, casi siempre, romper todos los esquemas, poner nuestra vida patas arriba, para lo cual hay que tener mucho valor. Mostrarse ante los demás tal y como somos de verdad, sin importar que nos juzguen o etiqueten, requiere mucho valor.
    • La tercera: Confiar en la vida aunque no la comprendas. Confiar, confiar y confiar más. Ella sabe más que tú y más que nadie. La vida te ha creado exactamente tal y como eres con un propósito.∑

Estamos convencidas de que las emociones nos dan toda la información que necesitamos para encontrarle el sentido a nuestras vidas y ser completamente felices.

Las emociones, tu voz interior es la forma que tiene “Dios” o la “Vida” o como quieras llamarlo, de hablarte.

El mundo nos ha diseñado de una manera específica para cumplir algún tipo de función que quizá nunca averigüemos, simplemente hemos de dejarnos llevar por nuestra verdad y nuestra voz interior y aceptar con alegría las consecuencias.

Al igual que todos los animales y las plantas, nos parezcan a los humanos más o menos bonitos, útiles, peligrosos, etc, todos y cada uno de ellos cumplen una función en el equilibrio de la vida. Los seres humanos también.

¿Cómo poner en práctica el sentido de nuestra vida?

Puesto que lo más probable es que te hayas contado muchas mentiras a lo largo de tu vida (como hacemos todas las personas, según nuestra educación y entorno) básicamente te vamos a dar una clave muy sencilla.

El sentido de tu vida es aquello “que te nace de dentro” No encontramos una forma mejor de definirlo.

Cualquier cosa que hagas, aunque tú lo consideres correcto, cívico, honesto, generoso, etc.. si finalmente te generado dolor o rabia o agotamiento vital, es que no es para lo que has venido.

Lo que has vendo a hacer es eso que “te nace” de dentro y te llena de vitalidad.

No te preocupes, cada cual tiene su función y no podemos salvar a nadie.

Solo tenemos el derecho y la obligación de respetarnos y salvarnos a nosotros mismos y nosotras mismas.

¿Qué te nace a ti de las tripas?

¿Qué harías si supieras de hagas lo que hagas es correcto?

¿Qué harías si supieras que hagas lo que hagas, no tendrá consecuencias negativas ni para ti ni para nadie?

    • Si te hace feliz cuidar a otra persona, hazlo, por el mero hecho de hacerlo, sin importar que en realidad la ayudes o no (solo importa que tú seas feliz haciéndolo, lo demás está en manos de la vida). Pero si cuidas a otra persona porque crees que es lo correcto pero en el fondo te agota vitalmente, es que no es tu función y haciéndolo quizá estás privando a esa persona de crecer por sí misma.
    • Si te hace feliz tu pareja perfecto. Si crecéis juntos, perfecto. Pero si estás con alguien que te impide crecer porque crees que es lo correcto, porque la sociedad no ve bien la soledad, porque tienes miedo de vivir solo contigo… entonces quizá ha llegado el momento de ser valiente.
    • Si trabajas en algo que, aunque te requiere esfuerzo, te hace sentir vital, te llena de energía y te satisface, entonces perfecto. Pero si trabajas en algo porque estudiaste tal carrera, porque los demás se sienten orgullosos, porque crees que es lo que debes hacer, porque crees que el dinero es fundamental, porque no te atreves a experimentar otra cosa y lanzarte al vacío… entonces no es lo que has venido a hacer.

Cuando hacemos las cosas de acuerdo al sentido de nuestra vida, todo encaja.

El dolor es inevitable, pues lo que ocurre fuera no depende de nosotros.

Pero sí se puede experimentar una alegría de vivir incluso con dolor, una satisfacción personal que solo se haya dentro teniendo la certeza de que estamos siendo coherentes con lo que somos.

Puedes encontrar tantas excusas como quieras; lo conocido, por más insatisfactorio que sea, siempre es más fácil de llevar que encontrar la valentía para lanzarse al abismo.

Pero es justo en ese abismo coherente con nosotros, donde se haya la verdadera alegría de vivir y el sentido de nuestra vida.  Quizá esa cosa que tú consideras imposible no lo sea tanto.

Quizá haya alternativas más satisfactorias para ti.

Quizá eso que te da tanto miedo hacer sea necesario para algo o para alguien. Confía en que si la vida te hace sentir eso, es por algo que sirve a un propósito mayor que tú.

Haz lo que te nazca del corazón.

Solo siendo feliz se puede hacer felices a los demás.

Solo creciendo y siendo ejemplo de valentía podemos ayudar a otras personas a que encuentren su propia valentía y crezcan también. Solo somos responsables de nuestros actos y decisiones.

Haz lo que has venido a hacer, sin esperar nada.

Haz lo que te nazca del corazón y luego ponte en manos de la vida.

Porque el simple hecho de ser tú y confiar ciegamente en la vida, al margen de los resultados, es lo que te proporcionará la auténtica felicidad que perdura.

Fuente : http://www.vidanaturalia.com

También te gustará:

Combatir el estrés con Laurel

Tu nombre podría definir tu personalidad

Conoce el significado cuando se rompen objetos en tu casa

Elimina El Sarro De Los Dientes

Limpia tus riñones y purifica la vejiga usando estos remedios naturales

También te gustará:

Este es el mejor aliado para combatir el envejecimiento sin gastar ni un centavo

Al Usar Esta Mezclas, Eliminará El Sarro De Los Dientes En Solo 5 Minutos ¡COMPROBADO!…

ESTA MASCARILLA TE SACA LAS MANCHAS COMO SI FUERA MAGIA, CICATRICES, ACNÉ Y ARRUGAS DESPUÉS DE SU SEGUNDO USO!!

Quema hojas de laurel en tu hogar y veras lo que pasa en solo 10 minutos.

PARA QUITARSE CARGAS NEGATIVAS:

RECETAS ANTIGUAS DE LAS ABUELAS PARA LA BUENA SUERTE

¡Los pies gritan lo que la boca calla!.

CADA SIGNO DEL ZODIACO TIENE SU AMULETO PARA ATRAER DINERO Y PROSPERIDAD, DESCUBRE CUÁL ES EL TUYO

Beber esto a las 8 de la mañana elimina toda la grasa del estómago como loco

Ella mete sus pies en agua con hielo antes de dormir, cuando sepas la razón vas a querer hacerlo esta noche

Deja un comentario